viernes, 1 de marzo de 2013

Jascal (a las trincheras)

 Con este título, no quiero hacer mención a ningún acontecimiento bélico, si no simplemente al hecho que desde que salimos del coche tuvimos que ir excavando literalmente una huella en la nieve de unos 30 cm. Y como veréis mas abajo en las fotos la huella más bien parece una trinchera. 


   Pues bien, así fueron las cosas, decidimos ir a los Lagos de Covadonga, puesto que el Dios del Tiempo (http://www.eltiempo.es/) dijo que estarií bueno, cosa que así fue. Tuvimos que dejar el coche justo antes de subir La Huesera, y  no nos parecía mal pues la capa de nieve era consistente, la idea sería subir al Pico Conjurtao, y descender por el canalón del mismo nombre, pero al encaramarnos en la Vega Comeya, y ver la pala del Pico Jascal, cual Don Quijote, fuimos encantados por su hermosura y con empeño, a veces, obsesivo, "cavamos" una huella (trinchera) hasta la cumbre, que bien nos parecía que sería imposible. 
   Al fin se pudo esquiar con una nieve perfecta la maravillosa pala del Jascal. Y por supuesto el regreso lo hicimos por la misma huella sin salirse más de lo justo para no tener que cavar más trinchera.

   El itinerario, Huesera, Vega Comeya, La Colladina, Las Mantegas, Vega de Parres, Camplengo Viejo y cumbre. Descenso por el mismo sitio. Los excavadores de trichera: Iván, Rubén y yo.




Track equí.

Datos.






Salimos del coche muy contentos, el día perfectu y la nieve perfecta.






 Seguimos una huella hasta la Vega Comeya, cosa que agradecemos.

Visión que nos hizo cambiar radicalmente de idea, ¿no os parece que merece la pena? ¿Gigantes o molinos?

Vega Comeya.


Seguimos excavando trinchera llegando a la Colladina.

Vega Las Mantegas, parece que tiraron merengue.

Collado La Mula. 



Tras comer un buen bocata de huevu de Caldevilla, Rubén estaba desconocíu, no se yo con que cebarán eses pites.


Dejamos atrás la Cuña Estrencha y tomamos dirección cumbre.

Que si menuda liada, que si nos engañaste, que si falta muchu .... tou ye quejase.


Vista espectacular del macizo central.


Última rampa a la cumbre.

Esto ye el Cielo.





Y por fin a las 15:25 cumbre de la peña Jascal.

Bueno al final mereció la pena que nos engañaras Juanín.


Miramos un poco el descenso y......

Casi no nos podemos ni resistiiiiiirrrrrrrr.


 Quedamos muy satisfechos de la bajada, menuda pala.



Retomamos la huella en Camplengo Viejo.

Y sin apenas salirse de ella, deshacemos el camino andado.


Eso si, cada poco una mirada atrás pa ver la maravilla de pala que descendimos.

Vega de Parres.

 Y de nuevo en Comeya.

FIN


3 comentarios:

  1. ¿Castrones?...no.



    ¡¡¡CABRONES!!!

    ResponderEliminar
  2. con esta algunu roncha je je je muy buena juan

    ResponderEliminar